Reseña Power Stealers

El juego indie mexicano Power Stealers, inspirado en clásicos como Contra y Metal Slug y que en el pasado tuvo su campaña de Kickstarter, ha sido lanzado en Steam.

Aunque el juego solamente está disponible para Windows, pude correrlo en Linux usando Proton y esta es mi primer queja sobre el juego. ¿Por qué no ofrecer una versión nativa para Linux si el juego está hecho en Unity y obtener la versión para Linux prácticamente sólo requiere un clic? En el pasado, el juego Strong Moon (también en Kickstarter) ofrecía un demo demostrando que Unity corre perfectamente bien en Linux.

Una vez que el juego inicia, no hay pantalla de opciones ni configuración, no puedes elegir entre modo de ventana o pantalla completa y tuve que presionar todas las teclas del teclado para averiguar cuál tenía que presionar para iniciar el juego. Una vez iniciado el juego, se presenta una cutscene que me hizo pensar que el juego se había trabado, presionaba Enter, Espacio, Escape y nada, llegué a pensar que el juego no funcionaba del todo bien en Proton. Al final, presionando teclas al azar descubrí que tenías que presionar Ctrl para avanzar la escena. Aún no he comenzado a jugar y el juego ya muestra señas de un terrible diseño.

Read More

Lanzamiento Power Stealers

Power Stealers, el juego indie mexicano inspirado en clásicos como Contra y Metal Slug ha sido lanzado en Steam.

ss_c560109977b68d067a11c7d03c18ae738b96b572.1920x1080

Recordarán que Power Stealers tuvo hace tiempo su campaña en Kickstarter. La campaña no fue exitosa pero el juego continuó en desarrollo y ahora finalmente ha sido lanzado. Escribiré una reseña sobre el juego en los próximos días.

Juegos indie mexicanos en Kickstarter – parte 23

Desde el último post de esta serie han aparecido algunas nuevas campañas de videojuegos mexicanos en Kickstarter, sin embargo, como de costumbre, la mayoría son proyectos que no vale la pena ni mencionar y sólo los pongo aquí para mantener un registro de todos los proyectos de ese tipo que han aparecido.

AXOL es un “videojuego con una temática exclusiva de México y su dios Axolotl”. Al parecer este proyecto surgió a partir del diseño de una portada -y nada más que una portada- y la gente pensó que se trataba de un videojuego real por lo que el creador de la campaña pensó que era buena idea solicitar 35,000 pesos para el desarrollo de un videojuego inexistente. La campaña no muestra nada que sugiera remotamente la existencia de un videojuego y en los comentarios encontrarán un comentario de Alejandro Guardado que resume perfectamente esta campaña.

RiotGirl es otra típica campaña que parece más una idea bien intencionada pero con nulo desarrollo. El creador de la campaña define el juego como un simulador de manifestaciones feministas donde el objetivo es causar la mayor destrucción posible. La campaña también comete el típico error de pedir dinero para comprar equipo.

Minelovecraft es un interesante juego de palabras para un juego que pretende crear un “mod de horror para Minecraft”. Esta es otra compaña que pide dinero para comprar equipo, lo que deja en evidencia su nulo avance o bien que se trata, para variar, de nada más que una idea. Los comentarios, una vez más, son brutales (eso es nuevo en los proyectos mexicanos en Kickstarter) y dicen más de lo que vale la pena escribir sobre este proyecto.

Este año 2020 también nos trae el relanzamiento de la campaña de un par de juegos de los que ya he hablado antes. El primero es Psycho Nightmare, un juego con gráficos estilo PS1 del que puedes descargar un demo desde su página de itch.io. Desafortunadamente no pude correr el juego en Linux usando Wine así que no puedo decir mucho sobre el demo.

Por último, The Last Horizon es un caso curioso, como lo mencioné en un post anterior, este proyecto ya había sido publicado, cancelado, vuelto a publicar y reasignado, por lo que no deja de resultar confuso ver este proyecto publicado otra vez solamenta para ser eliminado al día siguiente. Esta vez incluso el creador de la campaña, borró su cuenta de Kickstarter bajo el nombre de “Divergent Engine Studios”. No cabe duda que el creador de este proyecto es altamente inestable.