Usar Linux es sufrir

No me maliterpreten, desde que decidí cambiarme a Linux no he vuelto a arrancar Windows y la transición ha sido relativamente fácil. Cierto, extraño algunos de mis programas favoritos que usaba en Windows y para algunos no he encontrado ninguna alternativa a la altura en Linux pero ese no ha sido un obstáculo y siempre puedes contribuir a algún proyecto y agregar las opciones que quieres; no todos tenemos la capacidad para programar o hacer grandes cambios pero es parte del comportamiento que debemos incentivar con el uso de Linux: tú puedes ayudar a hacerlo mejor.

Por otro lado, también es cierto que Linux tiene algunos problemas de compatibilidad y algunas veces puede fallar al realizar tareas que consideramos simples (conectarse inalámbricamente por Wi-Fi me viene a la mentecomo un problema común) y aquí es donde se origina este post. Si alguna vez has intentado buscar en internet ayuda sobre Linux en español habrás notado que es casi inexistente. Así que espero que sepas inglés porque de lo contrario estás en serios problemas. Saber usar la línea de comandos también es indispensable pero esto es algo que cualquiera que use una computadora debería saber, aunque muchos los consideren ahora innecesario; la línea de comandos sigue siendo la forma más fácil y eficiente de hacer algunas tareas (yo la usaba todo el tiempo aún cuando usaba Windows :P).

Mientras que estas fallas en Linux son suficientes para que mucha gente automáticamente lo tache de inutilizable, para mí el simple hecho de que Linux funcione en una cantidad enorme de configuraciones de hardware y que lo haga bastante bien en la mayoría de los casos, es ya una hazaña si consideramos la forma en que Linux es mantenido en gran parte por miles de voluntarios en todo el mundo, en muchas ocasiones sin soporte oficial de los fabricantes de hardware, con cientos de distros y paquetes que de alguna manera logran funcionar bien en tu PC sin importar el hardware que tengas.

Cierto, usar Linux es sufrir si ocurre un problema con tu sistema y no encuentras información en tu idioma e incluso en inglés a veces es difícil encontrar una solución pero, al menos para mí, esa no es razón para dejarlo de usar. Al contrario, nos corresponde a nosotros ayudar en la medida de lo posible a solucionar esos problemas y hacer Linux cada vez mejor.

Crear imagen ISO de un CD o DVD en Linux

Ya he comentado sobre mi disgusto por las interfaces gráficas de los programas para grabar CDs/DVDs en Linux. La mayoría, si no es que todos, deben tener la opción de crear una imagen .iso a partir de un disco. Sin embargo, hacerlo desde la línea de comandos es igual de sencillo, sólo necesitamos el comando dd y conocer el nombre de dispositivo de la unidad de DVD, en este ejemplo, /dev/sr0.

Para crear la imagen .iso sólo debemos usar el siguiente comando:

monstruosoft@PC:~$ dd if=/dev/sr0 of=nombre-del-archivo.iso

Esto funciona sin problemas pero si eres exigente 😛 puedes agregar un par de argumentos extra usando primero el comando isoinfo para obtener información extra sobre el disco como se muestra a continuación:

monstruosoft@PC:~$ isoinfo -d -i /dev/sr0 | grep size
Volume set size is: 1
Logical block size is: 2048
Volume size is: 236576

Ahora puedes usar los datos de block size y volume size para pasarlos como argumentos al comando dd:

monstruosoft@PC:~$ dd if=/dev/sr0 of=nombre-del-archivo.iso bs=2048 count=236576
236576+0 registros leídos
236576+0 registros escritos
484507648 bytes (485 MB) copiados, 109.065 s, 4.4 MB/s

Si tienes la versión 8.24 o superior del comando dd puedes agregar el argumento status=progress para mostrar información sobre el progreso de la operación.