Desaventuras en la tierra de Linux, parte 3

LXDE Desktop

LXDE Desktop

En el último post hablaba de KDE y la forma en que resultó decepcionante para mí. Debo decir que no es TAN terrible y que una vez que pasas un tiempo cofigurándolo, puede lucir bien (aunque sigo sin superar su menú principal). KDE tiene todos esos efecto gŕaficos para las ventanas que no dejan de ser simples detalles estéticos pero no puedo negar que mejoran un poco la experiencia pero… justo cuando pensaba que había sido demasiado exigente me encontré con otro detalle que acabó por destruir mi confianza en KDE: ¡al bloquear la pantalla el proceso kwin se lleva el 100% del CPU!. ¡Eso es imperdonable! Imaginen que bloquean su pantalla mientras van a comer pensando que su PC estará inactiva cuando en realidad se queda trabajando al 100% haciendo una actividad totalmente inncesaria. No hay excusa para eso. Como si no fuera suficiente, al intentar cambiar de usuario para tomar una captura del uso de CPU, tuve que reiniciar la PC ya que el sistema nunca pudo restaurar el video ni siquiera para abrir una sesión de consola con Ctrl+Alt+Fn. Esta fue la gota que derramó el vaso. Ya tuve suficiente con KDE, es hora de volver al confiable LXDE.

LXDE es un escritorio ligero para Linux y aunque es cierto que no tiene todos los efectos gráficos y detalles estéticos de KDE, su funcionalidad y personalización superan, en mi opinión personal, a cualquier otro ambiente de escritorio que haya probado. LXDE corre sobre Openbox, un administrador de ventanas altamente configurable. Es precisamente Openbox el que contribuye a la belleza de LXDE y su personalización; casi cualquier detalle de la interfaz gráfica y el escritorio se pueden configurar en Openbox a través de archivos de texto. Todo está ahí, fácilmente accesible y configurable en formato de texto, nada queda oculto o es parte de un misterioso proceso del administrador de escritorio. Esa posibilidad para personalizar el escritorio es donde reside la belleza de Openbox y por consiguiente la de LXDE. De hecho, no entiendo por que Openbox no es usado de forma universal en los escritorios de Linux (aún si otros escritorios lo usan, no es tan obvio como en LXDE).

LXDE tiene muchas opciones que lo hacen un excelente escritorio para Linux pero eso no quiere decir que esté libre de algunos detalles negativos. Sin embargo, a diferencia de otros escritorios, la mayoría de los detalles negativos de LXDE no son el tipo de detalles que interfieren contigo y son más bien del tipo de detalles que me hacen pensar “hmm… este pequeño detalle me gustaría que se comportara de otra manera… tal vez podría hacer una contribución al código para mejorarlo”.

Al final de cuentas, el viejo y confiable LXDE fue el escritorio de mi elección para esta nueva instalación de Linux en mi PC. En los próximos posts comentaré algunas de las formas de personalización de Openbox/LXDE así como algunos de los detalles negativos (y positivos) que he encontrado con Linux en general.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s