Desaventuras en la tierra de Linux, parte 1

XFCE-logo

Desde hace tiempo vengo considerando la opción de cambiarme a Linux en mi computadora principal y finalmente, gracias a las nuevas “características” de invasión a la privacidad de Windows, tomé la decisión de no esperar más y hacer el cambio. Ya antes he experimentado con varios LiveCDs de Linux e incluso lo tengo instalado en mi vieja Pentium IV pero en términos generales soy un inexperto en el tema de Linux.

Lo primero que tuve que considerar era qué distro instalar. Como mencioné antes, ya había experimentado con distintas distros, algunas con experiencias bastante negativas, por lo que no tuve que pensarlo demasiado para decidirme por instalar Debian.

Lo siguiente era decidirme por uno de los distintos escritorios disponibles para Linux. Ya antes había experimentado con escritorios ligeros en mi vieja PC pero esta vez estaba considerando la opción de instalar un escritorio más moderno. Decidí probar la versión LiveCD para tomar una decisión; el primero que bajé fue la versión de Debian con Xfce. Sí, Xfce es un escritorio ligero pero luce bastante bien así que no estaba de más probarlo.

Al arrancar el LiveCD bastaron unos segundos para recordar por que Xfce no me había gustado la última vez que lo probé: ese horrible panel en la parte inferior de la pantalla. En realidad no es que el panel sea horrible por sí mismo, lo que es horrible es maximizar una ventana y ver todo ese espacio desperdiciado a ambos lados del panel.XFCECómo es que alguien consideró que esa era una buena idea de diseño es algo que no logro comprender. Peor aún es que la gente detrás de Xfce ha adoptado ese diseño y lo consideran correcto ya que llevan años usándolo y no parece que eso vaya a cambiar.

Estoy de acuerdo en que se pueden poner más botones en el panel y éste podría eventualmente ocupar todo el tamaño de la pantalla lo que disimularía todo el espacio desperdiciado pero un usuario promedio no agregará muchos botones, lo que hace que el desperdicio de espacio sea más evidente, sin mencionar que es totalmente desagradable a la vista. Aún si agregas botones al panel para hacerlo ocupar todo el espacio, sigue siendo un horrible desperdicio de espacio que podría ser usado para la aplicación que estás usando en lugar de usarse en un panel en el que probablemente no harás más de un par de clicks en un día promedio.

Sé que es probable que se pueda eliminar el panel entrando a la configuración pero para un usuario inexperto, nuevo en Linux, eso puede ser complicado o bien puede ser que ni siquiera tenga idea de que es posible.

En mi búsqueda por un escritorio para instalar en mi computadora, Xfce queda inmediatamente descartado. Lástima, en realidad me gusta su logo :P.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s